fondo

Antonio Pérez Carmona

¿PARA QUÉ INVERTIR EN LA FORMACIÓN DE TU EQUIPO?

 Publicado el 30 de septiembre de 2017

Por: Inma Ríos

Hace algunos días leí un artículo en Equiposytalento.com que me dejó perpleja. En él se afirmaba que durante el año 2016 hubo un 67% de empresas que no realizaron ninguna formación programada y bonificada con los fondos disponibles (la conocida Tripartita). Además no se llegó a gastar ni un 50% del presupuesto que el Estado disponía en el año 2016 para la formación de los trabajadores ocupados. Con estos datos, cabe realizar la reflexión general acerca de si realmente se apuesta por la formación corporativa en las empresas españolas.

 

Sabiendo que muchas empresas podrían financiar el 100% del coste de la formación utilizando sus créditos Tripartita y que además esos créditos si no se utilizan se pierden de un año para otro, no dejo de preguntarme: ¿Por qué no se aprovechan? ¿Se debe a desconocimiento o a dejadez?. Ese es el motivo que me ha impulsado a escribir este post.

 

“Cuidar de la formación de nuestros equipos de crucial importancia, tanto para los resultados de la empresa como para su motivación de los empleados.”

Muchos quizá piensen que la formación es una pérdida de tiempo, otros incluso pensarán: ¿Para qué invertir en empleados que quizá terminen marchándose de la empresa?. Esta mentalidad está lejos de ser acertada.

 

Dentro del plan de desarrollo, que cada empleado debería tener como parte de su evaluación de desempeño anual, tendríamos que averiguar cuáles son sus necesidades formativas para poder ejecutar mejor su trabajo.

 

“Formar a nuestros equipos es una situación win-win, el empleado gana y la empresa gana”

 

 

 

 

Beneficios para las empresas:

Mejor adaptación de las empresas a los cambios del entorno.

Favorece la incorporación de nuevas tecnologías así como nuevos sistemas de gestión y organización.

Ayuda a consolidar y transmitir la cultura, valores y misión de la empresa.

Añade valor a su plantilla, con trabajadores mejor formados y cualificados.

Aumenta la productividad y el rendimiento de la empresa.

Mejora el nivel de competitividad de la empresa.

Aumenta la calidad de los productos y/o servicios.

Permite una mayor flexibilidad y capacidad de adaptación de la fuerza laboral.

Incrementa el compromiso, satisfacción y motivación de sus empleados.

Favorece la retención del talento y la promoción interna.

Beneficios para los trabajadores:

Adquieren nuevos conocimientos, destrezas y habilidades.

Facilita el desarrollo profesional.

Aumenta la motivación del empleado al ver que la empresa invierte en su desarrollo.

Posibilita estar al día de nuevas tecnologías y formas de trabajar.

Favorece el crecimiento dentro de la empresa.

Mejora el nivel de eficiencia en su área.

Mejora la toma de decisiones eficientes y la resolución de problemas.

¿Cómo debe ser un buen Plan de Formación en la empresa?

Para que realmente tanto las empresas como los trabajadores puedan beneficiarse de todas estas ventajas es necesario que se cumplan ciertas condiciones:

El plan de desarrollo de la plantilla debe formar parte de la estrategia de la empresa.

Necesita el compromiso tanto de la empresa como de los trabajadores.

Debe adaptarse a la realidad de la empresa y su cultura.

Deberá realizarse en función de las necesidades reales de formación.

Personalmente tengo la gran satisfacción de que mis clientes son empresas que se preocupan por proporcionar a sus equipos la formación que necesitan para seguir progresando y mejorando cada día. Un gran acierto que se traduce en equipos más motivados y más productivos.

A mis clientes les ofrezco Formación In Company, diseñando cursos totalmente a medida adaptándolos a sus necesidades: contenidos, horarios, presupuesto disponible,… impartiéndose incluso en sus propias instalaciones para mayor comodidad del empleado y de la empresa.

En resumen, a pesar de los potenciales costes, la formación y el desarrollo proporcionan tanto al empleado como a la organización unos beneficios que hacen que esta inversión en recursos y tiempo merezca la pena.

Actualmente, organizaciones como Fundae (Fundación Tripartita), impulsan la formación de trabajadores en las empresas, pudiendo financiar de forma total o parcial el importe de la formación, así que, incluso empresas con escasos recursos económicos pueden acceder a formación subvencionada. ¿Cómo dejar pasar esa oportunidad?

Así que, si tienes un equipo a tu cargo, ¿por qué no preguntarles cuáles son sus necesidades formativas para poder conseguir mejores resultados? ¿Por qué dejar pasar la oportunidad de aprovechar esos créditos que podrían cubrir esas necesidades de forma gratuita en muchos casos?

 

Inma Ríos se dedica a guiar a Profesionales, Empresas y Equipos a alcanzar sus objetivos y un Alto Rendimiento, por medio de Formación In Company, Mentoring y Desarrollo Personal. Ingeniero Agrónomo con 15 años de experiencia en multinacionales en varios países. Business Trainer, Conferenciante y Coach Profesional Certificada por ASESCO nº 10.370. Más información en www.inmarios.com

 

Deja un comentario

Back to Top